Seducción~ Rossiel Black

Se le secó la boca de tanto ósculo recibido y es que, él nunca se quedaba atrás, oh no..., el otro parecía sin aliento y un tanto perturbado por las acciones del ciclón de hombre que le apresaba contra la pared; esbelto, sonriendo irónicamente y lanzando ocasionalmente palabras eróticas en su oído en un morboso susurro. Le desquiciaba su voz y a cada segundo, ya no se le antojaba el escape, quería que el término efímero se esfumara con la misma redundancia que se muestra.

Lamió cada extensión de piel que tuvo en cercanía de sus labios y tan rápido le volteó sus pantalones cedieron hasta el mismisimo suelo junto al cinturón. Blanda y sedosa extremidad que se caló hasta lo más profundo del ajeno ¡Visitaría museos con mayor frecuencia!

Los sentidos se cegaron por el gemido del caído que aferraba las uñas a la pared, los moradores se sentían algo extraños ante la angustia de las pinturas y es que el sonido de esos labios podía oírse con claridad acérrima. Los ojos claudicaron y sus bocas se entreabrieron. Un exquisites que no dejaba de fluir con las esculturas talladas en cincel.




     Rossiel Black Dark 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Su opinión es importante.