Proyecto Septiembre: Fotografía.


Enfrentando al miedo.

Jamás le había gustado ese lugar, ni siquiera cuando era un infante.
Desde que tenía uso de razón, se había detenido a la distancia, mirándole con ojos plagados de un extraño “respeto” infundado, luego de que su hermano mayor se empeñase en contarle historias que estaban muy por lo lejos de ser cuentos de hadas. Es por ello, que no comprendía por qué había aceptado el desafío que le había plantado Cloe la pasada noche. Quizás se debía a que no quería ser menos ante aquellos profundos ojos obsidiana, no podía haber otra razón para que accediera a algo tan descabellado. Desde hace muchos años que venía deseando que aquellas orbes le observaran de otra manera, ya no más como la muchachita tímida y cobarde que fue en la niñez, sino como una mujer decidida, la cual, se enfrentaría a toda adversidad con mirada altiva.
—Bien Adele... —Pronunció para sí misma casi en murmullos, mientras su caja torácica se ampliaba ante el profuso aire que inhalaba. Se hallaba con un farol de mano como única compañía en medio de la penumbra, mientras la brisa invernal le castigaba con dedos crueles e invisibles la dermis del rostro descubierto, generando en su nívea tez, manchas carmesí. Aferró fuertemente con sus dígitos la tela del abrigo que reposaba sobre sus hombros, mentalizándose en que sólo serían unos minutos, unos cuantos minutos que tal vez transcurrirían lentos e intemporales, con cada segundo azotando sobre su mente, como la fusta a un caballo, pero que al final, como todo, pasarían. Suspiró, casi botando de un sopetón todo el aire adquirido. —...no puedes dejar que el miedo se salga con la suya—. Afirmó, emprendiendo camino.
Al comienzo dio unos cuantos pasos indecisos por sobre la estepa, para luego hacer de sus pisadas, una marcha constante, casi mecánica, en tanto un paisaje de extraña belleza ambigua, de esas que te suelen mantener absorto durante lapsos indefinidos, atrayentes, mas al mismo tiempo causan desconfianza, se abría ante su presencia. Los compactos arbustos daban la sensación de ser impenetrables, altas y poderosas murallas que podrían acallar hasta el más desgarrador grito de dolor, angostas pasarelas destinadas a extraviar a quien osase adentrarse, era una escena propicia a hacerte sentir temeroso, frágil.
El mutismo que le rodeaba era abismal, tanto así, que lograba oír el sutil vuelo de las luciérnagas antes siquiera de observar su fulgor dorado, sentía, sin mayor problema, los latidos de su corazón convulso haciendo eco sobre sus oídos. Tragó saliva con lentitud, como si ésta hubiese obtenido una densidad tal que le rasgaba la garganta con su paso, necesitaba un trago de agua urgente, agua y también una brújula. Sonrió.

La marca de sus zapatos quedó incrustada en cada recoveco del lugar, como si la salida se rehusara a mostrarse frente a ella, comenzaba a inquietarse, a pensar que se convertiría en una de las muchas protagonistas de los cuentos de su hermano, pero antes de que perdiese por completo todo deje de esperanza, vislumbró a lo lejos lo que parecía ser el final de su tortura, los ojos parecieron cobrar  un resplandor desconocido, quería, no, necesitaba terminar lo más pronto posible su suplicio, esta asma proporcionada por una buena dosis de miedo, amenazaba con hacerse más intenso y voraz, como si  le apeteciera quedarse de manera permanente.
Corrió tan aprisa como pudo, durante la estampida soltó hasta la lámpara, lo único que le importaba era el fulgor al final del camino, ese maldito laberinto la tenía harta, se prometía, lo juraba, nunca más volvería a entrar ahí. La garganta se resecó, las manos se mecieron en espasmódicos aspavientos, las ramas rajaban su fina y delgada piel dada la premura. El corazón estaba a punto de caer en el piso y perderse entre las espinas de los rosales, justo cuando... llegó a la salida.
La suave luz argéntea que otorga la luna le hizo sentirse aliviada, el aire se le antojó libertad, sus pulmones comprimidos parecieron dilatarse y aumentar su capacidad respiratoria, el enérgico ladrido de los perros desquebrajaron la prisión silenciosa en la cual estuvo inmersa durante lapsos insufribles, como si festejaran su regreso a la realidad.
Mas antes de que el alma recuperase la candidez absoluta, notó cómo una mano imperceptible se posicionaba sobre su espalda, enterrando sus garras impasibles contra la piel, jalándola con firmeza. 
No hubo tiempo para gritos.


21 comentarios:

  1. El hermano malo que le tocó, mira que mandarla a explorar de noche el laberinto, yo ni loca amore te dejo salir solita *~*
    Me gustó el camino que le diste a la historia porque yo tenía entendido que sería de otra cosa jajaj, pero me parece perfecto que todo cambie a medida que te inspiras y escribes.
    ¬¬ y bueno, a la cabra chica se la comieron o qué? ¿Y quién se la manducó si fuese así? mira que dejarme con la duda.

    Saludos mi amor~ Te quedó bonito el relato.

    ResponderEliminar
  2. A ver si algún día me animo y la termino, es que me encantan los finales inconclusos,el dejar que la mente cree sus propios finales *-*
    Gracias nene, te amuu!!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy intensa, épica y muy poderosa la actitud de la chica.

    Tu historia es un reflejo de que todos los seres humanos sin mostarle a nadie, que sólo es cuestión de voluntad, enfrentar nuestros miedos.

    Te extrañé Mircea. Gracias por compartir tu escrito para este mes.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola chicas!, k tal están llevando el comienzo de semana?, espero k muy bien, jejeje.

    Bueno, esta parte del comentario va dirigida a Mircea:

    No sé si ya te lo habrá dicho tu compi (me imagino k sí, jejeje), pero x si acaso, te digo k t toca hecerle un final a la continuación k ella ha hecho. Espero k aceptes el reto y lo hagas con la máxima brevedad posible. Te dejo el link para k veas por donde ha kedado el hilo de la historia:

    http://elclubdelasescritoras.blogspot.com/2011/09/ya-tenemos-la-continuacion-del-comienzo.html

    Un besazo para las dos!, muak!!!

    ResponderEliminar
  5. Qué bien elaborado tu relato, podía sentir la desesperación de la chica encerrada en el laberinto, me quedé sin aliento. ;) Saludos.

    ResponderEliminar
  6. muy buenoo!!!! mucha intrigaA HASTA EL FINAL!!

    ResponderEliminar
  7. Mircea me ah gustado mucho tu relato, adoro que las historias te dejen así, sin saber que pasó!
    Tú y Rossiel verdaderamente escriben fantástico!! ^_^
    Por cierto, una pregunta indiscreta jejej, acabo de conocer el blog y tengo curiosidad por ustedes :p ¿Son hermanas? o ¿amigas? ¿que les impulsó a crear un blog en conjunto? Y por ultimo Por qué escriben tan bien!!??
    jejjeje, me gustaron!!
    Besos!! ^_^

    ResponderEliminar
  8. Que paranoia!! OSea entré y dije el blog me suena creo que lo leí ya... y claro el que había leído y comentado era el de Rossiel jajaja

    Bueno sobre la historia me gustó, has transmitido muy bien esa angustia de estar en un laberinto y no saber por donde salir xD

    Un beso! ;)

    ResponderEliminar
  9. Esa manera tan oscura y épica de narrar me encanta:D

    Ha quedado genial, querida:D

    Un beso enooorme^^

    ResponderEliminar
  10. A mí también me gustan los finales abiertos, el mundo de posibilidades presentadas en bandeja para que el lector escoja la que le apetezca y le dé su propio final a la historia.

    Me gustó el relato, sobre todo el final.
    Encontré por allí que falta algún tilde, y te comento que después del guión no va en mayúsculas si dices algo como "dijo", "admitió", "repondió", etc. En contadas ocasiones verás que sí va (el que usó bastante bien ese elemento fue El Guardián de la Mazmorra, si te pasas a leerlo verás lo que quiero decir).
    Por otro lado, después de "La marca de sus zapatos" parece que te entró el descontrol y le pusiste coma a todo, jaja. Sugiero revisarlo y darle oportunidad a los puntos ;-)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Jajaja que foto más miedosilla, siempre me dan fobia esos lugares en donde me parece que puede haber un duende con uan puerta secreta y llevarme lejos. Estoy de acuerdo con Maga en el final abierto, se ve mejor y gusta más.
    Felicidades, pase un rato agradable leyendote.

    ResponderEliminar
  12. me gusta el final, tan abierto a la imaginación ^^

    ResponderEliminar
  13. Me atrapaste con tu forma de narrar, tenía el corazón en el pecho como la chica jaja!!
    Ralmente ahora a imaginar que pudo haber pasado jeje!!

    Un gusto leerte!!

    ResponderEliminar
  14. Me gusto mucho, me tenias asustada... odie ese lugar y me dejaste rascandome la cabeza por la intriga... felicidades

    ResponderEliminar
  15. Un excelente relato en el cual me estuve pensativa por el final... Y la foto con ese leve toque de misterio =D.

    Abrazos y felicitaciones!!!

    Plekito

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias a todos por sus palabras, me dejan con el corazón bien hinchadito de tanto cariño recibido.
    Respecto a tu pregunta Nina-Neko, yo con Rossiel somos pareja, aunque el blog primero lo creo Rossiel hace ya varios años, luego de un tiempo yo me uní a ella (aunque en esa época todavía no estábamos juntas) xD
    Ah, y Maga, gracias por tus consejos que siempre son bien aceptados, uno nunca termina de aprender, y se que me falta mucho por llegar a ser una excelente escritora.
    Saludos a todas y todos~

    ResponderEliminar
  17. Me sorprendiste con el final, Mircea. Has transmitido bien el cambio de ritmo, desde los tanteos a la carrera final, enhorabuena. Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Gracias por responderme!! :p no me había dado cuenta ejejje Las felicito!! a mi tambien me encantaría que mi esposo estuviera metido en estas locuras conmigo, pero a él no le va nada la literatura!! :s

    por cierto chicas, tienen un premio en mi blog, se los otorgo a ambas con mucho cariño!!!

    http://hentopan-publicaciones.blogspot.com/2011/10/premio.html
    ^_^

    ResponderEliminar
  19. Hola holitaaaa!!!! Gracias por pasaros por mi blog. Os invito también a que veaís mi otro blog: http://vampi-losguerrerosdelaluz.blogspot.com/

    Os enlazo y sigo ahora.

    saludis vampi

    PD: os he tenido que poner la dire de mi otro blog aqui porque no os he visto chat

    ResponderEliminar
  20. NO te preocupes, me parece genial que me hayas dejado tu link para así seguirte.

    Saludos~

    ResponderEliminar

Su opinión es importante.