Proyecto Noviembre: El Fragmento.

El proyecto para el mes de noviembre en el grupo "Adictos a la Escritura" se trata de El Fragmento, esto constaba de realizar un escrito basandonos en un pequeño fragmento literario, ya sea de un novela, una canción, un poema, etc. He estado un tanto alejada de la escritura ultimamente, así que solo espero que lo disfruten.

Tengo planes, grandes planes,
Voy a construirte una casa.
Cada piedra es una lágrima,
Y no te trasladarás nunca más
Sí, voy a construirte una casa,
Que no tiene ventanas, ni puerta,
El interior será oscuro,
Ninguna luz penetrará allí

Sí, voy a hacerte una vivienda,
Y tú serás una parte de ella.

Piedra sobre piedra, voy a emparedarte,
Piedra sobre piedra,
Me quedaré siempre cerca de ti.

Sin ropa y sin zapatos,
Me mirarás trabajar,
Los pies en el cemento,
Embelleces los cimientos,
Fuera, habrá un jardín,
Y nadie te escuchará gritar.

¡Qué golpes, qué martilleos!
Afuera, el día atardece.
Todos los clavos están derechos,
Cuando los clavo en tu cuerpo de madera.

Rammstein - Stein um Stein

Poderosa dermis enfebrecida por el odio, por aquél retorcido dolor al saber que la persona que amó no estaría nuevamente a su lado.  No, nada importaba ya, y es que al final el único culpable de todo lo sucedido era él; él y los malditos celos que habían logrado corromper cada una de las células que componían su humanidad. Cada decisión tomada durante el transcurso hubiera significado llegar irremediablemente al mismo punto; la pérdida inminente de su intrépido amante. 
Días antes de que el ocaso cayera como metal ácido e hirviente sobre su testa, alejando el raciocinio del cual todos somos portadores a algún lugar recóndito de su cerebro, dando sitio a una pésima idea con un final aun peor. Es preocupante, pero una vez que presientes que algo anda mal, te obsesionas hasta romper con el misterio.
El amor suele ser difícil, nunca sabes cuando algo acabará, y aunque sea por las buenas o tal vez agonizando, ese tiempo siempre llega. Él desestimaba que el amor se corrompiera entre ambos.
Dos hombres amándose en un tiempo a medias, aún criticable por parte de la ciudadanía, de ahí, su relación tan hechizante y etérea, tan colmada de reservas inusitadas.
               Mas con el tiempo la utopía que rodeaba sus sentimientos comenzó a opacarse lentamente por las desconfianzas; aquellas que suelen nacer en un estrecho punto del corazón, sitiado siempre a un costado de éste, y de pronto, la magia oscura trasciende por las venas donde se vuelve una con el torrente sanguíneo, en donde, tarde o temprano ensucia la acaudala sapiencia, que por tanto tiempo
se había mantenido fiel al crescendo de sensaciones afectuosas.
              
Pero ya es tarde…
… Y no hay marcha atrás.
Lo hecho… hecho está.
Es irremediable.   
Se miró ambas manos vestidas de gules, empapadas del muerto amado que agonizaba sobre la mesa de su propia casa. Nadie lo descubriría, de ello estaba seguro. Sin embargo, el dolor en su pecho se remarcaba con mayúsculas anacoretas esparcidas como un vendaval ahora por sus ojos, una lágrima que había dado inicio como un sutil rocío antes, ahora se volvía violento. Atravesó el cuarto decorado de manera rustica, nada elegante, simplemente sencillo. Se detuvo frente a un espejo de antigua procedencia, fue entonces que entendió que nunca estaría solo aunque hubiese acabado con su compañero en vida, su amor, los volvería eternos.
               Caminaría sobre este mundo aparentemente sin la mitad de su corazón, pero tan sólo él sabía que si guardaba sus restos, nada impediría que continuaran aunque fuese en los sueños noche tras noche, regocijándose el uno con el otro.
               Volteó y avanzó silencioso hasta su amante, aquel que mantenía ya por siempre su fría mirada fija en él; las pupilas acaecían y la frescura de su cuerpo daba a luz, prontamente se pondría rígido y el peso de su verdadero estado sería una molestia para su amante.
               Lo cargó con la delicadeza que se profesa al tratar la más fina joya, y se dirigió directamente hacia su habitación, la misma que había sido testigo de interminables noches de profunda pasión ahora también lo sería de su pacto a la eternidad. Corrió la cama a un costado, para luego desprender tabla a tabla el suelo de la alcoba. Ese sería el templo de su pasión y amor, ahí se reservaría el derecho de visitas no invitadas.
Era suyo, como siempre debió de ser.
Su más profano altar.
              
Photobucket

15 comentarios:

  1. Impresionante relato, un lenguaje muy rico y muy acorde al bello poema que elegiste como fragmento!!
    Un placer leerte!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. me has dejado sin palabras, me encanta cómo escriber

    ResponderEliminar
  3. No saber de Mircea y que te aparezcas con un relato así... jajaja.

    Muy bueno, Rossiel, creo que el mejor que he leído tuyo en Adictos :-)
    Sólo me gustaría recomendar cambiar el "in crescendo" por simplemente "crescendo", ya que la esencia de lo que quieres decir no se pierde y la narración queda más coherente.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Decidí dejar de traducir canciones de Rammstein cuando le dejé escuchar a una amiga alemana una de las canciones y se le quedó la cara blanca de la impresión, así que cuando leí la autoría de la canción no me extrañó.

    Un relato impresionante, me he quedado con la boca abierta todo el relato y el final ha sido lo mejor de todo.
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  5. Para agrado de la mayoría sigo con vida xD, así que no soy el retrato del protagonista.
    Me encanta tu modo de escribir bebe, como siempre eres y serás mi modelo a seguir *-*!

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por los comentarios, como siempre me animan a querer seguir escribiendo, a mi hermosa mujer que siempre me revisa los textos para ver qué puedo mejorar.
    Lo cambio altiro Maguiña!!! se agradece la acotación, queda mejor del modo que me dices.

    Saludos~

    ResponderEliminar
  7. Una historia conmovedora, Rossiel, y bien expresada. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  8. Fascinante. Me gusto lo rico de tu texto y como coordinas todos los elementos, incluso el fragmento. =)
    Muy bueno.
    Un beo
    Lu

    ResponderEliminar
  9. wow! Te felicito! Me lo he leído de palmo a rabo sintiendo un extraño escalofrío por la espalda. Tienes un don especial ya que no se trata solo de un texto, sino el cúmulo de sensaciones y emociones que con él transmites.
    Me ha gustado muchísimo!
    Besos!
    Jo.

    ResponderEliminar
  10. Hola!!! Soy socia del Club de las Escritoras como tú, he decidido seguir a tooodas las socias, porque me parece una idea fnatástica para conoceros y ver las maravillas que hacéis en vuestros Blogs, así que te sigo y espero que tu también te pases y te quedes por:

    Adolescentealos28.blogspot.com

    (Como a algunas ya os seguía y a otras no, para no saltarme a nadie este mensaje os lo dejo a todas :))

    Bss de color Violeta...

    ResponderEliminar
  11. Me ha dejado impresionada tu relato, esta muy bien construido, llevado y terminado- tienes manera y madera de escritora- saludos

    ResponderEliminar
  12. El fragmento extraído de la canción de Rammstein es demasiado lúgubre y enfermizo.

    Tu relato mostró más allá del amor homosexual de las protagonistas, y cuando se trata de inmortalizarlo, como una forma de superar la pérdida, a veces las personas tomamos medidas que para los espectadores sería fuera de lo normal.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  13. Hola! Pues acabo de leerte y decirte que me ha encantado. El que escribas bien ya es un hecho, con ese estilo de expresar las cosas con un lenguaje poético y muy detallado. Pero la historia que cuentas conmueve, tiene su punto oscuro, aunque de algún modo emociona, sobre todo el final. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  14. Hola wapa!, vengo a avistarte que ya comenzaron las votaciones en la categoría "Mejor Historia".

    Te recomiendo k des el aviso para que la gente se pase x el club a votarte.

    Mientras, te deseo un buen Martes y mucha suerte con el concurso, muak!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola! os visito desde El Club de las Escritoras, por los Premios y tengo que deciros que me encanta vuestro blog y vuestros textos. Rossiel, me gusta cómo relatas la 'oscuridad', lo tenebroso... Me atraen mucho ese tipo de historias, aunque de momento, se me da mucho mejor leerlas que escribirlas... No me he atrevido con ellas... Felicidades por este sitio y suerte en los Premios.

    Os sigo!

    ResponderEliminar

Su opinión es importante.